8/3/09

Día Internacional de la Mujer



En este día quiero hacer un homenaje a COCO CHANEL, esta gran mujer de la moda, sin resumen, ya que toda su vida es muy emocionante e interesante. que lo disfrutes...

Biografía:

Gabrielle "Coco" Chanel (Saumur, Francia, 19 de agosto de 1883 - París, 10 de enero de 1971) fue una revolucionaria diseñadora de modas y creadora de perfumes francesa. Su verdadero nombre era Gabrielle Bonheur.

Situaciones muy dispares hicieron que su vida quedase marcada por la pobreza, el abandono, el amor, la genialidad y la fama.

Cuando tenía doce años, su madre murió víctima de tuberculosis y el padre (vendedor ambulante ) se desentendió de ella y se sus 4 hermanos, enviándolos al cuidado de dos tías que tenían un orfanato. Por eso, su partida de nacimiento está registrada ahí con fecha de 1893.

El abandono de su padre, la muerte de su madre y la soledad espiritual marcaría para siempre la actitud de Cocó hacia la vida: «Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Sólo el orgullo me salvó».

Con las tías del orfelinato, Gabrielle aprendió a coser y manejar el hilo y la aguja con especial habilidad, lo que hizo que, a los 17 años, las monjas del orfanato de Aubazine le consiguieran un empleo como costurera.

De una gran personalidad, con belleza sensualmente discreta, femenina y menuda figura, pelo corto casi varonil, nada la detuvo cuando en 1905 resolvió convertirse en cantante de un cabaret, oficio que desplegó por tres años y que la introdujo en el mundo de divertimento y las relaciones sexuales pasajeras. De estas relaciones Coco Chanel esperaba obtener dinero para su gran sueño: ser una renombrada modista.

De la mano de uno de sus primeros adinerados amantes partió a París, y así en 1909 se instaló en un pequeño departamento en el Boulevard de Malesherbes donde rápidamente abrió su primera tienda de sombreros, Modas Chanel.

Siempre apoyada económicamente por sus compañeros de cama, unos años más tarde se instaló en localidades que frecuentaban los ricos: Deauville, Normandía, (1913) y Biarritz (1916). En 1920, instaló en París, en la Rue Cambon, su primera Casa Chanel.

Observadora innata, la estricta moda aplicada sobre las mujeres -que usaban grandes sombreros cargados de animales y flores, corsé y recargados diseños- la hizo desplegar toda su imaginería hasta convertirse en una de las grandes diseñadoras del S XX, tan trascendental como Christian Dior y otros grandes que la siguieron.

Guiada por su espíritu libertario Coco no tuvo complicaciones para vincularse con adinerados hombres de la sociedad europea ni con estrellas del cine. Ocultó además celosamente su humilde pasado mintiendo sobre sus orígenes.

Fue el playboy Etienne Balsan quien la colocó con su tienda de sombreros, pero su vínculo con el amigo de éste, el socialité y jugador de polo inglés Arthur “Boy” Capel, fue el que posibilitó su despegue. La muerte temprana de éste, quizás su amor más importante, hizo que ningún otro llegará a ocupar su lugar por un tiempo prolongado.

El legado de Balsan y Capel la convirtieron en la gran dama de la moda, y además pretendida por muchos aristócratas. Uno de ellos fue el Duque de Westminster del que rechazó una propuesta de matrimonio, pero no sus sábanas. «Ha habido muchas duquesas de Westminster, Chanel hay una sola», fue su explicación.

Se codeó con grandes artistas y escritores contemporáneos como Pablo Picasso, Igor Stravinsky, el ruso Diaghilev, Goerge Bernard Shaw y Jean Cocteau. Todos vieron en ella a una de las pioneras del feminismo, dispuesta a romper fórmulas y esquemas.

Pese a los años de recesión, en 1931, el magnate hollywoodense Samuel Goldwin la contrató por un millón de dólares para que vistiera a sus grandes musas del celuloide como Katherine Hepburn, Grace Nelly, Elizabeth Taylor y Gloria Swanson.

Coco marcó la pauta de la moda durante los locos años '20, pero ni siquiera su pasado como enfermera durante la Primera Guerra Mundial, pudieron impedir que su reputación cayera por los suelos durante la Segunda, conflicto que la golpeó en todos sus frentes.

La caída de París en manos alemanas, la obligaron a cerrar sus tiendas en 1939, pero el trasfondo estuvo en su supuesto antisemitismo y su amorío con un miembro de la Gestapo (Hans Gunther von Dincklage), quien la llevó a vivir al hotel Ritz y de ahí, un exilio, en Suiza, durante 15 años.

Recién en 1954 y con 71 años, reabrió su casa de moda, pero ya otros diseñadores de renombre se habían instalado en su sitial. Se mantuvo al frente de ella con un extraordinario dinamismo y adaptándose a las diversas tendencias que recorrían el mundo.

Pero su vida solitaria dominada por la artrosis y la morfina, terminó en forma tan impredecible como la vivió. El 10 de enero de 1971, sola en su departamento ubicado en el hotel Ritz, con vista a la Place Vendome, y a los 87 años.

Chanel había salido a pasear y cuando volvió al hotel se sentó a ver televisión mientras le preparaban la cena. Con ella estaba su sirvienta personal. Chanel la hizo apagar la tele, se echó en la cama un rato y de repente llamó a su sirvienta a socorrerla. La sirvienta cogió una aguja y mientras la retiraba Chanel dijo "así es como se muere". Chanel fue enterrada en Suiza.

Aun así siguió siendo una mujer influyente y creativa, dispuesta a mantener con todo su máxima: la libertad de movimiento. Su cuerpo yace en Lausanne, Suiza, resguardado por cinco leones de piedra.


----------------------------------------------------------------------------------------


Su legado:

Coco Chanel fue una visionaria. Logró interpretar a tiempo la opresión que sentían las mujeres y estuvo ahí cuando estallaron los locos años '20.

Cansadas de corsés y bustos entallados, de sombreros con plumas, pájaros y tules, las mujeres gritaban al mundo la necesidad de un cambio que les permitiera “libertad de movimiento” y Coco era la indicada.

De una vida personal nada de conservadora ni reservada, creía firmemente que la mujer podía mostrase elegante sin tener que cargar con todo el peso de una moda que las retenía en la casa.

Es así como los primeros pasos de esa liberación femenina la dio en el campo de los sombreros, quitándoles todos los adornos inútiles, disminuyendo su tamaño e incluso avanzando así una estilizada masculina gorra o boina.

No faltaron quienes la acusaron de profanadora y libertina, pero Chanel no dio paso atrás e impuso sus diseños sencillos de línea recta, pero que nunca impedían el movimiento natural de las mujeres.

Ella fue la primera modelo de pasarela de sus diseños. Su estilo lo tomó de la ropa de sus amantes que acostumbraba vestir y, por eso, causó gran sensación cuando se apareció -por primera vez en público- , vestida con un elegante traje sastre y un discreto sombrero.

Su clásico Chanel, esa chaqueta y falda de corte sencillo, en “tweed” fue la respuesta que le dio a las mujeres que reclamaban más libertad. Al tiempo sumó las blusas blancas, los corbatines y los diseños con corte militar y también naviero que patentó luego de sus paseos en yate con el Duque de Westminster.

También dejó su sello en esas cadenas que utilizaba en el dobladillo de las chaquetas o los chalecos adaptados y que la llevaron al traje de tres piezas para damas; en los pullover de cuello tortuga y en los zapatos de punta negra que diseñó para estilizar aún más las figuras delgadas.

No sólo transformó el tweed, tela destinada a los trajes de varones, en una pieza de vestir femenina, si no que el “jersey”, esa lanilla que se usaba para la ropa interior de los hombres, se convirtió en su mejor aliada. Su “littel black dress”, que estrenó en 1926, era un dos piezas de corte recto, sin cintura, que no impedía la movilidad debido a la elasticidad de su material.

También avanzó en el campo de la joyería, dando paso a la bisutería. Sus propias joyas, que recibió de sus amantes, las copió y luego vendió, y comenzó a popularizar largas cadenas, collares de grandes perlas de fantasía y gruesos pendientes.

Además, invadió el campo de las carteras con un diseño acolchado –quilted- al cual le agregó una cadena para terminar así con esos incómodos bolsos que no liberaban nunca las manos de las señoras.

Pese a la simpleza de sus modelos, no abandonó algunas faldas ampliadas que no tenían tal carácter gracias a las telas utilizadas y en los años ´30 retomó algunos diseños con plisados. Pero siempre, se mantuvo alejada del “new look” instaurado por su competidor Christian Dior, quien con sus figurines entallados y ampliadas faldas quiso devolver a la mujer el glamour que, según él, Coco les había quitado.

Aunque una de sus máximas era que “para lograr ser irremplazable, uno siempre debe ser diferente”, su estilo consagró los colores negro, blanco y beige y durante sus años al frente de Casa Chanel no los abandonó e incluso pudo sobrellevar con éxito el Art Decó y convertirse en una de sus iconos.


Aunque nunca estuvo dispuesta a diseñar para las grandes masas y elevaba el precio de sus creaciones –a las que ponía monedas con las dos CC en vez de botones- porque sabía que con eso las haría exclusivas, estuvo dispuesta a democratizar el lujo al crear en 1923 su perfume Chanel No. 5, que popularizó Marilyn Monroe con su indiscreto comentario sobre como dormía.

En los años '30 creó su primera línea de cosméticos compuesto por un lápiz labial, polvos traslúcidos y colorete con los que consiguió ubicarse en el mercado del maquillaje.

“El carisma es mejor que la belleza. Dura más” dijo en una oportunidad, clara de que el lujo era una necesidad espiritual, pero que en su caso tenía un trasfondo en un pasado de escasez.

El 2005, el Museo de Arte Metropolitano de Nueva York montó una retrospectiva con 63 trajes originales de la diseñadora y quienes asistieron, vistieron los últimos modelos de su sucesor, Karl Lagerfeld.

Su impresionante vida fue llevada a las tablas de Broadway, en 1969, en un musical que interpretó Katherine Hepburn, oportunidad en la que pasó a llamarse simplemente “Coco”.

Con todas las reminiscencias del pasado, Lagerfeld ha rodado en blanco y negro‘París Moscou’, cortometraje con la estética propia de las películas mudas y carteles de diálogo incluidos, el cortometraje, que dura aproximadamente 10 minutos, se adentra en la agitada vida sentimental de Gabrielle Coco Chanel durante sus primeros años. Arranca en 1913, año en el que inaugura su primera boutique en la capital francesa, y sigue en 1923, cuando la modista desarrolla su fascinación por el folclore y la intelectualidad rusas, el mismo mercado en el que las grandes firmas del lujo como Chanel han depositado grandes esperanzas de expansión y que ha inspirado el último desfile de la marca.
‘Coco Chanel e Igor Stravinsky’, con Anna Mouglais, y el telefilme ‘Coco Chanel’, con Shirley MacLaine que interpretará a Coco en su edad madura.
Con una música realmente maravillosa, con cierto toque de añoranza y una recreación casi perfecta de la del cine mudo de los comienzos del siglo XX, se presenta este tributo a una de las grandes de la moda.



La vida de Coco Chanel es actualmente motivo de inspiración en el cine junto con el mencionado corto se añaden tres películas que se están rodando en estos momentos sobre la fundadora de esta prestigiosa marca: Coco avant Chanel’, biopic dirigido por la directora francesa Anne Fontaine y protagonizada porAudrey Tatou, (la inolvidable Amelie); 

 Coco avant Chanel  Aqui el trailer:



Coco Chanel e Igor Stravinsky’, con Anna Mouglais, y el telefilme ‘Coco Chanel’, con Shirley MacLaine que interpretará a Coco en su edad madura.

Con una música realmente maravillosa, con cierto toque de añoranza y una recreación casi perfecta de la del cine mudo de los comienzos del siglo XX, se presenta este tributo a una de las grandes de la moda.





Web site oficial: http://www.chanel.com/

6 comentarios:

croketasoriana dijo...

esta genial lo que has hecho!!te lo has currado muchisimo!!
me encantn las fotos asi antiguas...que chulas!!
un besito

YoQueSe dijo...

madre mia.. que de cositas.. buen post, me encantan las fotos

men'scloset dijo...

Te invito a que te pases por este nuevo blog de moda masculina.

http://mencloset.blogspot.com/

Un saludo!

Monica dijo...

carinyet!!!

mogollón de info ehh... muy currado el post! :)
es una mujer tan interesante!!

DIARIO DE UNA ESTILISTA dijo...

Encantada de conocerte y gracias por la visita!!
Super reportaje de Chanel...madre mía.
Besos

claudio dijo...

Te invito a visitar mi blog en el podrás encontrar mis últimos trabajos en arte la dirección es la siguiente:

www.claudiotomassini.blogspot.com


Te saluda atentamente Claudio Tomassini